was successfully added to your cart.
Información fallera

Cómo conseguir que tu perro se acostumbre a los petardos de estas Fallas 2017

By febrero 2, 2017 No Comments
petardos y perros en Fallas

Entramos de lleno en febrero y, a quien más y a quien menos, ya se le ha pasado la idea de las Fallas por la cabeza porque, aunque pensemos “¡Uf! Aún queda un mes”, todos los valencianos, los de verdad, los de la terreta, sabemos que ese mes es el que más rápido se pasa de todo el año. ¿Quién no quiere sol, mascletàs, cerveceo y fiesta? ¡Eso es lo que más quiere cualquier valenciano!

Por supuesto, en Pirofoc, sabemos lo que puede suponer las Fallas para algunas personas: un calvario. Mucha gente tiene que soportar los petardos de forma constante en sus portales y bajo sus ventanas algo que –comprensiblemente- puede acabar con la paciencia de uno, pero sobre todo si tiene perro.

petardos y perros en Fallas

Sabemos –por experiencia propia- el terror que tienen algunos perros a los petardos, por eso, queremos que, para estas Fallas 2017 podáis estar un poco más tranquilos consiguiendo rebajar ese terror de vuestro mejor amigo. Y es normal, porque los perros son muy sensibles al ruido, ¡imaginaos al de un masclet a tres metros! Por eso, si tienes un perro y quieres poder salir a la calle con él estas Fallas sin que lo pase realmente mal, estos consejos te van a venir de perlas.

Mantente relajado

Los perros enseguida notan nuestra energía, por lo que tienes que empezar a aprender a estar siempre tranquilo, confiado, centrado y, por supuesto, contento. La correa es casi como una extensión de tu brazo, por lo que si está tensa todo el rato y tu perro te nota tenso, eso le hará pensar que algo malo va a pasar. Por eso, cuando suene un petardo no te asustes, sino que relájate e, incluso, alégrate. Lo que le transmitas a tu perro será lo que sienta por los petardos –aunque no todos-. Los perros son los animales más empáticos con los que podemos compartir nuestra vida en casa, por eso no solo saben reconocer nuestras emociones, sino que ellos mismos las experimentan. Es esencial que te mantengas en tu sitio, firme, sin estar asustado por lo que pueda pasar. Si tú a tu perro le transmites confianza, él sabrá que lo que pase no es tan malo, porque estarás tú para protegerlo.

Haz que tu perro relacione petardo con felicidad

Sí, sabemos que puede sonar un poco a locura, pero es cierto que, como hemos dicho antes, si tú estás intranquilo y te asustas con facilidad, ¡tu perro también lo hará! Como también te hemos dicho, los perros son los animales de compañía más empáticos que podemos tener en casa, por lo que no solo reconocen las emociones en ti, sino que además las experimentan. Por eso, aunque al perro le asuste el petardo ya que es un ruido muy fuerte, si a ti te ve contento, ¡él se pondrá contento! Obviamente, su miedo no desaparecerá de un día para otro, pero es cierto que si tú, siempre que suena un petardo o un ruido muy fuerte, te asustas, seguro que él también y eso es lo que le hará cogerle pánico. Sin embargo, si te decides a alegrarte –aunque sea solo fingiéndolo-, tu perro notará tu cambio de aptitud y también lo adoptará en esos momentos.

Premios, premios y más premios

Si hay algo que los perros adoran por encima de cualquier cosa es la comida y si son premios con sabor a bacon o alguna cosa de esas con la que nosotros pondríamos cara de asco, ¡más! Por eso, una muy buena forma de mantener a tu perro tranquilo –a través del soborno- es dándole premios cada vez que haga algo bien cuando suene un petardo. Por ejemplo, en el caso de que quiera salir huyendo pero responda a la llamada, prémialo; si no tira de la correa cuando escucha un masclet, prémialo; si no lloriquea cuando suena un masclet porque ha obedecido la orden, prémialo. Es tan sencillo como eso. Los premios son, además de la alegría, una forma de explicarle y decirle al perro que se está portando realmente bien. Esto, creará un recuerdo positivo en su mente –gracias a la repetición- y con esto conseguirás que, al menos, no salga huyendo despavorido en Fallas y te dé un disgusto.

Acostúmbralo

Una manera de hacer que tu perro tolere mejor los petardos y no sufra tanto en Fallas es hacer que se acostumbre a soportar ruidos relativamente intensos. Está claro que no vas a ponerte a pasear a tu perro en plena mascletà, pero tampoco vas a dejar de bajarlo a la calle, aunque sea en zonas poco concurridas pro falleros y petardos.

Por eso, nuestro mejor consejo es que empieces, un mes antes, a acostumbrar a tu perro a los sonidos que se avecinan. De este modo, puedes tirar algunos petardos cerca suyo para empezar a hacer que se acostumbre a ellos y, por supuesto, poner en práctica todos los consejos anteriores.

¿Cuál es nuestra recomendación en cuanto a petardos?

Bombetas

Las bombetas deberíais usarlas para volver a acostumbrar a vuestra mascota al sonido de Fallas más típico. Estar paseando y lanzar una bombeta a lo lejos e ir acercándolas a vuestra posición es un ejercicio y un entrenamiento que os vendrá muy bien a los dos: a tu perro para aprender que no pasa nada y a ti para saberle hacer entender que debe mantener la calma.

Los chinos

Por supuesto, conforme se vayan acercando las Fallas, va a ser necesario que aumentes la intensidad de los truenos para evitar que cuando tu perro escuche un petardo más fuerte que una simple bombeta, salga huyendo despavorido. Lo ideal es que empieces tirando el petardo lejos de vosotros y que, poco a poco, mientras tu perro vaya corrigiendo su comportamiento, vayas acercando el estallido a vuestra posición.

Los castillos de color

Otra opción para que tu perro se aclimate al panorama de estas Fallas 2017, puede ser que compres un mini castillo de color –SOLO de color- y que, tranquilamente, os sentéis a ver cómo se quema. Recuerda que transmitirle seguridad a tu perro es esencial para que soporte bien los estruendos, por eso, verlo sentado en el suelo, con tu perro –atado- y a tu lado, puede ser una muy buen opción para hacerle ver que realmente no pasa nada.

Los castillos de trueno y color

Los castillos infantiles son los que mejor te van a venir para poder hacer que tu mascota se acostumbre a los colores y a los ruidos de las Fallas, por lo que usar los castillos que al mismo tiempo que hacen luces, lanzan mini truenos, puede ser una oportunidad de disfrutar el comienzo de las Fallas y, al mismo tiempo, de reeducarlo.

Recordad que, nosotros no somos profesionales de la Veterinaria, por lo que simplemente os comentamos lo que conocemos por nuestra experiencia. Nuestra intención es haceros la vida más fácil y que, sea como sea, disfrutéis de las Fallas. En cualquier caso, si el miedo de vuestro mejor amigo es mucho más intenso, deberéis acudir a un veterinario y que él os recomiende lo que debéis ha

About piro_admin